El Link Building es, sin lugar a dudas, una de las estrategias más efectivas y potentes de posicionamiento. Aunque el universo del SEO cuente con varias herramientas que te ayudan a escalar a los anhelados primeros puestos de Google, como es el caso de la optimización de palabras clave, es muy probable que la creación de backlinks sea el camino más seguro y efectivo para lograr este deseado objetivo.

Sin embargo, no todo son ventajas para el Link Building, ya que la estrategia más potente del SEO también es la más costosa. Pero quizás el principal inconveniente de todo el asunto, y el que saca más de quicio a los propietarios de los sitios web, es que es una táctica a largo plazo: no vas a ver resultados inmediatamente, sino que el Link Building lleva su tiempo.

Todo este conjunto de factores provoca que inevitablemente aparezca una cuestión para todos aquellos que escogen el Link Building como su principal estrategia de SEO: ¿cuánto tarda el Link Building en dar resultados? O más importante aún, ¿cuánto tiempo tiene que pasar para que un solo link nos ayude a dar un salto en los motores de búsqueda?

Es una pregunta complicada, y por supuesto, no cuenta con una respuesta universal ya que el algoritmo de Google tiene en cuenta una gran variedad de factores para decidir en qué posición debe de estar cada página.

Antaño, se decía que debían pasar un mínimo de 3 meses para empezar a ver resultados, pero los motores de búsqueda son hoy en día más rápidos para indexar nuevas páginas. Pero al igual que los bots de Google se han sofisticado, también lo ha hecho su algoritmo, con lo que cada vez hay más factores en cuenta a la hora de evaluar la potencialidad un backlink.

Las 2 fases del Link Building

Para no empezar la casa por la ventana, vamos a analizar las dos fases por las que pasa un nuevo link hasta que Google lo tiene en cuenta en su ranking. Solamente de esta forma, podremos comprender mejor cuáles son los tiempos de este tipo tipo de estrategia y cuándo empieza a surtir efecto.

Fase 1: Indexamiento

El proceso de indexamiento es ese momento en el que Google pasa sus bots por los distintos sitios web, en busca de nuevas páginas, actualizaciones o links, para que de esta forma, pueda añadirlos a su directorio y tener toda la información debidamente actualizada.

Cuando creas un nuevo sitio web, tu página deberá pasar por este proceso, es decir, hasta que los bots de Google no te “encuentren”, tu sitio web no aparecerá en el motor de búsqueda. Y entonces, para empezar, ¿cómo puedes saber si tu web está indexada? Muy sencillo, tan sólo deberás teclear en el buscador la URL de tu página, y si apareces en las búsquedas, ¡boom!, tu sitio web está indexado.

Una vez que esto ocurre, Google ya sabe que “existes”, y pasará sus bots periódicamente por tu sitio web en busca de novedades (ya sean nuevos posts, páginas o links).

En el caso de los backlinks, esto significa que hasta que Google no rastree la página concreta que ha insertado un link apuntando hacia tu sitio web, es como si no existiese. Esto puede tardar varios días, dependiendo de la frecuencia de actualización y la relevancia del dominio en cuestión. Pero, ¿eso significa que cuando encuentre el link, automáticamente afectará a los rankings? Por supuesto que no. Pasarán varios días hasta que podamos ver resultados.

Fase 2: Cuando todo empieza a rodar

No es lo mismo que Google encuentre tu backlink, a que lo empiece a tener en cuenta en los rankings. Como hemos comentado anteriormente, lo que merece la pena lleva su tiempo, y el Link Building va a poner a prueba tu paciencia.

Pero no te preocupes, si tu link es de calidad, tarde o temprano Google lo tendrá en cuenta. El tiempo y la efectividad del backlink en cuestión dependerá de múltiples factores. Por ejemplo, si tu página se encuentra en la tercera página, se beneficiará mucho más de un solo link, que un sitio web que se encuentre en los primeros puestos. Así, es mucho más fácil avanzar del puesto 74 al puesto 21 con un link, aunque este sea de poca calidad, que avanzar del puesto 4 al puesto 1.

A estas alturas estarás pensando que aún no te hemos dado una respuesta clara a cuánto tarda un link en hacer efecto. Pues bien, según varios estudios, y teniendo en cuenta las múltiples actualizaciones del algoritmo de Google, parece que la media se encuentra entre las 3 y las 10 semanas desde que se coloca el link. ¿Por qué un espectro tan amplio? Porque en este cocktail confluyen tal cantidad de ingredientes, que los resultados según cada caso pueden variar enormemente, haciendo que a priori, sea tremendamente difícil estimar cuánto tiempo vas a tardar en ver los ansiados resultados.

Los 3 factores principales que influyen en el Link Building

Como hemos dicho, puede llegar a ser bastante difícil saber cuándo vamos a poder ver resultados después de conseguir un backlink, pero no es una tarea imposible. Aquí te exponemos los 3 factores más importantes en todo este proceso:

1. Autoridad del Dominio (DA) y relevancia de la página de origen

La Autoridad del Dominio, o el Domain Autorithy como se lo conoce en inglés, es una métrica desarrollada por Moz, una empresa experta en posicionamiento web orgánico. Su finalidad es poder estimar y medir, cuán competitiva es una página web. Este índice trabaja con una numeración del 1 al 100: a mayor sea el valor numérico, mayor será la autoridad del sitio web. Así, una página con un DA de 87 se posicionará mejor con respecto a un dominio que cuente con un DA de 35.

La autoridad de un dominio dependerá de varios factores, como la frecuencia de actualización de la página, la antigüedad de la misma, la calidad de su contenido, y por supuesto, la cantidad y calidad de sus backlinks.

Así, la estrategia del Link Building funciona como una especie de transferencia de credibilidad: una página que reciba backlinks de otras páginas con un DA elevado, tendrá más credibilidad, y a su vez, transferirá esta credibilidad a otras páginas cuando cree backlinks para ellas.

De esta forma, recibir un backlink de una página con un DA alto, es como si fuera una garantía de calidad y confianza para Google, ya que presupone que si un sitio web con alta reputación te ha linkeado, es porque tu contenido merece la pena, lo que te ayudará a posicionarte más rápido. En resumen, es mucho más efectivo recibir 5 links de calidad, que 25 de páginas con un DA bajo.

2. Velocidad

Si tienes la increíble suerte de conseguir muchos backlinks en un corto espacio de tiempo, es muy probable que puedas ver resultados mucho más rápido. Pero atención, porque una actividad poco natural en la creación de nuevos links puede hacer sospechar a Google de que estás llevando a cabo actividades ilícitas.

Esta situación es muy común cuando por ejemplo, uno de tus contenidos se vuelve viral: la gente lo comparte y lo publica en sus sitios web, con lo que en un corto espacio de tiempo, te encuentras con una gran cantidad de nuevos backlinks apuntando hacia tu sitio web. Si tu página es antigua y ya tiene cierta relevancia, es probable que Google no lo vea extraño, pero si estamos hablando de un sitio nuevo, ten por seguro que el algoritmo lo verá sospechoso y no tendrá en cuenta los cambios hasta que confirme que toda esa cantidad de nuevos links no son fruto de una actividad fraudulenta.

Neil Patel, un genio sobre marketing de contenidos, ideó una tabla con recomendaciones acerca de la velocidad y la estrategia ideal de Link Building para un sitio de nueva creación:

  • 1er mes: de 5 a 10 backlinks, preferiblemente a la página principal del sitio.
  • 2º mes: de 10 a 15 backlinks, alternando entre la página principal y otras páginas internas.
  • 3er mes: de 20 a 30 backlinks, alternando entre la página principal y otras páginas internas.
  • 4º mes: de 30 a 40 backlinks, preferiblemente a páginas internas.
  • 5º mes: construye tantos backlinks de calidad como puedas, focalizándote en las páginas internas del sitio web.

3. El nicho en el que te muevas

No todos los nichos tienen la misma competencia, eso ya lo sabemos. Pero dejando a un lado la cantidad de páginas con las que deberemos competir en los rankings, también tendremos que tener en cuenta la relevancia y poder de estos sitios web.

Es lógico pensar que cuánta más competencia haya en un nicho en concreto, más nos costará posicionarnos en los primeros puestos. Pero lo cierto es que este no es el único factor.

Imaginemos entonces que nos movemos en un nicho con una competencia media, pero que las páginas que juegan en el mismo tienen una gran relevancia y un DA muy alto. Aunque la competencia no sea tan ardua como en otros nichos, deberemos trabajar mucho más y crear muchos backlinks de calidad hasta poder ver resultados ya que, al fin y al cabo, la distancia entre nosotros y las otras páginas va a ser mucho más grande.

Conclusión

En resumen, es tan difícil estimar qué tan rápido subirás en los rankings que no merece la pena obsesionarse en cuándo veremos los resultados de nuestra estrategia de Link Building. En lugar de eso, es mucho más útil centrarse en crear buen contenido y en conseguir backlinks de gran calidad, ya que al fin y al cabo, y a no ser que los astros se alineen para que todo el proceso se acelere, el Link Building es cuestión de tiempo y paciencia.

© 2018 Citrus Agencia Creativa